Cordero con ciruelas y miel

>> sábado, 20 de junio de 2009


Para el evento de HEMC de este mes nos transportamos el norte de África. La receta de este cordero es de un tahine, pero como no tenemos el utensilio en si, lo llamaremos simplemente por sus ingredientes.

No conocemos Marruecos, que es lo que más cerca nos cae, pero de nuestro viaje a Egipto, aunque hace muchos años tenemos muchos y muy buenos recuerdos. Y la gastronomía de allí, pues que queréis que os contemos, por suerte hay una cadena de restaurantes llamada Felfela creo recordar, que tienen comida típica a unos precios espectaculares.

De allí el que escribe vino enganchado al falafel, una especie de albóndigas de habas o garbanzos, que fritas y crujientes están deliciosas. Para la receta de hoy hemos intentado hacer algo parecido, pero no nos han terminado de convencer.


Ingredientes:

· 200 gr de ciruelas pasas sin hueso
· 1 kg de paletilla de cordero en trozos
· 1 cebolla picada
· 2 cucharaditas de cilantro
· 1 cucharada y media de jenjibre
· Una pizca de azafrán
· Dos vasos de caldo o agua
· 3 cucharadas de miel
· 25 gr de mantequilla
· Aceite, sal y pimienta
· Semillas de sésamo tostadas


Colocamos las ciruelas en remojo. Por otro lado, con un chorrito de aceite derretimos la mantequilla. Ahí doramos el cordero.


Con ese aceite y un poco más si es necesario salteamos la cebolla hasta que transparente. Añadimos las especias y dejamos cocer tres minutos.


En ese momento incorporamos el cordero y cubrimos con el caldo. Dejamos cocer a fuego lento y sin tapar unos 45 minutos.


Escurrimos las ciruelas y las agregamos al guiso. Dejemos cocer otros 20 minutos más hasta que el cordero quede bien tierno. Añadimos en este momento la miel y salpimentamos al gusto, además de añadir por encima las semillas de sésamo.


Nosotros lo hemos servido con cuscús y acompañados con nuestro primer intento de falafel.
Seguiremos investigando con él y ya os contaremos cuando nos termine de convencer.

Esperamos que os guste.

16 comentarios:

Nélida 20 de junio de 2009, 21:22  

En dos palabras: MUY RICO

Ivana 20 de junio de 2009, 22:57  

Acabo de cenar, pero un platido de cordero!!!
que pinta, este mes el hemc va a dejar huella, que recetitas!!
besotes

Cocinica 20 de junio de 2009, 23:37  

Expectacuar, me encanta la comida arabe.

Besos

Margarida 21 de junio de 2009, 19:01  

No se como estaría el falafel, pero el conjunto tiene una pinta de lo más apetecible.
Besitos y hsta mañana.

María José 21 de junio de 2009, 20:38  

Estoy aprendiendo mucho con las aportaciones el Hemc de este mes.
Poco a poco voy incorporando platos y probando nuevas recetas.
La tuya con cordero tiene que estar muy buena, ya he tomado nota.
Un abrazo,
María José.

Zerogluten 22 de junio de 2009, 0:35  

La verdad es que a mi la carne de cordero es de las que más me gustan. Tiene un sabor tan especial y tan rico!!!
Así mezclado con esta salsita, con las ciruelas y demás tiene que estar de puritito vicio.
Y lo del falafel otra vez será. Todos tenemos esas recetas que para conseguirlas tenemos que repetir, pero cuando las consigues tienen un sabor más rico aún.
Besitos sin gluten

La cuina vermella 22 de junio de 2009, 9:06  

preciosa, vaya cordero mas dulce y sabroso te has marcado. Es espectacular. Estamos encantados con tus recetas querida Pepa.
Muchos besos.

Carlos Dube 22 de junio de 2009, 9:44  

Qué bueno te ha quedado ese cordero con ese color y ese regusto a miel. Una maravilla.

Con los falalel, si se te deshacen en la sartén (nos ha pasado a todos), es normal, eso es porque algo no hacemos bien. Habrás pensado que echarle algún apelmazante natural como el huevo arreglaría todo ¿verdad? pero claro como no lo llevan, mal asunto.

Así que te voy a contar lo que hemos visto con el tiempo. Lo mejor es triturar la masa y especias muy bien, añadirle pan rallado a la misma (para que no queden muy apelmazadas), empanar las bolas con harina de garbanzos (no con normal), y freír en abundante aceite humeante. No sé si el problema que habéis tenido es éste, pero no viene tenerlo en cuenta.

Suerte.

Un saludo.

recetasdemama 22 de junio de 2009, 23:01  

Si señora... ¡¡Genial!!

En Córdoba hay un restaruante donde hacen el cordero a la miel, como una tradición mozárabe

Antuan 22 de junio de 2009, 23:14  

Hola Pepa
Con lo que ami me gusta el cordero y no lo voy a poder probar,con la buena pinta que tiene,otro día sera

Saludos
antuan

Maria Jose 23 de junio de 2009, 0:08  

Ummm apuntada, adoro esta combinación de sabores y tu plato los reune a la perfección...las fotos son preciosas hasta parece que de ellas se desprende el aroma de los ingredientes...un beso!!!!

carmenpiva 23 de junio de 2009, 9:26  

¡Qué bueno! Y con ese toque oriental con la miel, las ciruelas y las especias... Ummm...
Muaks
Carmenpiva

Rosa 24 de junio de 2009, 10:32  

El resultado final... fantástico. Ese colorcito invita a comerlo. Humm!!!!!!!!!!!!!
Besos

pepa cooks 24 de junio de 2009, 22:25  

Hola muchas gracias a tod@s por vuestros comentarios.

Carlos, para la próxima vez tendré en cuneta tus explicaciones eres un sol, besos, pepa.

Caminarsingluten 25 de junio de 2009, 7:37  

Este corderito tiene que estar delicioso, y además realizado con productos sin gluten, sin no utilizamos el cuscus. Así, que tomamos buena nota de esta maravilla, y seguro que la hacemos en casa.

Besotes

Ana y Víctor.

Kako 26 de junio de 2009, 15:53  

Es despampanante!, que gran aporte. Muchas gracias!

Quienes somos

Mi foto
La cocina es la manera de ganarse la vida de la mitad del blog. La otra mitad se mueve en el mundo virtual de la comunicaciones. Aquí simplemente buscamos compartir lo que más nos gusta y que vosotros compartáis vuestras opiniones con nosotros. Sin compromisos ni obligaciones. No buscamos ser los mejores, simplemente sencillos y honestos. En la cocina muy pocos pueden llegar a ser 100% originales, pero todos tenemos un toque personal que nos hace únicos.

  © Blogger template Inspiration by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP