Mousaka vegetariana

>> martes, 14 de septiembre de 2010


Whole kitchen en su Propuesta Salada para el mes de Septiembre nos invita a preparar todo un clásico de la cocina tradicional griega, una Musaca, Mousaka o incluso Moussaka, a elegir.

Pasa el tiempo y al final acabas dándote cuenta de que lo mejor para no sufrir ataques de ira incontenida es ser tu mismo. Muchas veces puedes pensar que actuando de una manera distinta, siendo de otra manera o incluso traicionando tus principios podrás ser capaz de agradar a los demás y caer mejor, pero lo único que consigues es traicionarte a ti mismo.

Realmente no necesitamos esto. La gente está demasiado preocupada en si misma como para pensar si tu trabajo, el resultado de tu hobby o incluso tu exceso de atención realmente va con ellos. Solo un reducido circulo se preocupa de verdad por tus necesidades y son lo que te apoyan cuando lo necesitas. Para esos es para lo que tienes que volcarte.

Lo mejor que podemos hacer, simplemente, es aceptarnos y aceptar a los demás como son.

Una anécdota sobre lo exigentes que podemos ser con los demás. El otro día una señora le gritaba a un señor mayor que tiene un huerto en el pueblo y "vende" -realmente lo cobra tan barato que lo regala- sus productos.  El cesto estaba repleto de unos tomates, pimientos y berenjenas increíbles para todos lo que estábamos allí, excepto para esta señora que se pensaba que el abuelo la estaba engañando.
La lección fue la paciencia infinita del señor Poli. Cuando la señora se fue con unas verduras maravillosas y un enfado injustificado, nos miró a todos lo que quedábamos y simplemente sonrió diciendo: "¿A quién le toca ahora?"

La moraleja a esto es que debemos practicar más el "a quién le toca ahora" y aceptarnos como somos, ya que así podremos conseguir que los demás nos acepten igualmente, en lugar de juzgar el comportamiento de los otros.


Ingredientes:
· 3 berenjenas
· 2 tomates maduros
· 1 cebolla
· 8 champiñones
· Queso rallado
· Perejil
· Bechamel para cubrir


Le damos un toque vegetariano ya que hemos sustituido la carne del relleno por una picada de champiñones que nos ayudará a comenzar la operación bikini 2011 con buen pie.

Comenzamos cortando las berenjenas en rodajas y las salamos. Las dejamos reposar para que escurran el agua.

Picamos la cebolla muy pequeña y rehogamos hasta que esté transparente que será cuando añadamos el champiñón. Dejamos que suelte el agua y añadimos el perejil picado y el tomate. Salpimentamos y reservamos.


Freímos las berenjenas. Elegimos fritas ya que el resultado final es mucho más jugoso, aunque un poco más graso que horneadas. En cualquier caso, asegurate de escurrir bien el aceite sobrante.

Ten preparada bechamel.

Ponemos una capa de berenjenas y cubrimos con la fritada y un poco de queso rallado. Otra capa más de berenjena y relleno y así hasta que acabemos con la materia prima. cubrimos con bechamel y gratinamos.


El gran truco de este plato es intercalar una capa de queso rulo de cabra finamente picado y piñones en lugar de la fritada. Sabor mediterráneo por todos los lados.

Otras recetas a capas: Lasaña de setas, o ensalada en milhojas de tomate y ahumados...que están de temporada...

19 comentarios:

eLrinCondeLaTaTa 14 de septiembre de 2010, 21:20  

Hola guapa!!!
hoy comi yo una mousaka pero con distintas clases de champiñones y setas solo que no me acorde de sacrle una foto.
Tiene muy buena pinta como todo.
Ahora que me estoy adaptando a la rutina de invierno otra vez, me dare un paseo por tu blog para ver las recetas que me perdi.

Un beso.

Carlos Dube 14 de septiembre de 2010, 21:37  

Esta claro que hay gente para todo. Pobre hombre este señor Poli, aunque bueno, mejor que él no se lo va a tomar nadie. Bravo por él.

La verdad es que ha sido el gran día de moussaka (te habrás dado cuenta), aunque vuestra versión es cierto que tiene la gran diferencia de ser vegetariana.

Os ha salido deliciosa aunque me vais a permitir deciros que yo me hubiera tirado a la piscina con otra seta más compleja que el champiñón, que ojo, con éste debe de quedar divino, pero una simple shiitake hubiera dado más sabor y aroma 'protéico' al relleno gracias al gran contenido en aminoacidos como el glutámico que contiene esta seta de criadero.

Bravo por saliros de lo habitual y mostrarnos algo diferente.

Un saludo.

comoju - Cova 14 de septiembre de 2010, 21:43  

con este relleno, si hacemos una bechamel light, una receta que no habrá dieta que pueda resistirse a ella

un abrazo

Isa 14 de septiembre de 2010, 22:29  

Un plato de lo mas rico y sano
que tambien es importante¡¡¡¡¡¡
besos

Miriam 14 de septiembre de 2010, 22:33  

Jolines, pero uno tiene derecho a pensar que hay algún que otro idiota por el mundo, no? ;)

luisa 14 de septiembre de 2010, 22:54  

Te ha quedado estupenda, tiene una pinta estupenda. Espero que te aproveche. Un saludito.

mese 14 de septiembre de 2010, 22:55  

Me gusta esta versión vegetal.
Besitos

Begoña 15 de septiembre de 2010, 8:33  

Me ha encantado vuestra versión de la mousaka, tiene una pinta estupenda y solo imaginándome los sabores... qué ricos!!!
Hoy te hemos pillado en un momento alterado, no?...jajjaaj... esto nos permite ir conociéndonos. Me encanta.
Un saludo, Begoña

Ivana 15 de septiembre de 2010, 8:38  

Bravo por el Sr Poli! de verdad que a veces es para...
en fin! me llevo un trocito de moussaka vegetariana, esta semana estoy comiendo cada día virtualmente claro!
besitos

Mar 15 de septiembre de 2010, 10:39  

Totalmente de acuerdo contigo... dejemos de intentar agradar a todo el mundo, cosa que es imposible, y agrademonos a nosotros mismos....
Me encanta la musaka, la primera vez que la probé fué en Grecia y me pareció una delicia...
Un besote guapa

PUSORONENITO 15 de septiembre de 2010, 11:19  

Es un gran plato de la cocina griega y este tuyo tiene una pinta estupenda.
Besos
Jorge.

Beatriz 15 de septiembre de 2010, 12:01  

Me quedo con tu truco y como seguidora ;)

Estupenda esa moussaka!

Besos

Las Bollis 15 de septiembre de 2010, 12:08  

que bueno me encanta todo lo que esta hecho asi con verduritas

Recetasdemama 15 de septiembre de 2010, 13:58  

Desde ayuer no hago otra cosa que ver mousakas y comentarlas... y me ha encantado ver la variedad de platos tan diferentes que se han hecho con un mismo nombre... ¡¡cuanta creatividad!!

Besos. Ana

Nélida 15 de septiembre de 2010, 19:26  

Le daba ahora mismo un bocado a esta mousaka sin pensármelo. ¡Menudo aspecto!

Bueno, lo de la historia de Poli, me ha encantado. A practicar el ¿a quién le toca ahora?

paula 15 de septiembre de 2010, 23:34  

este plato me gusta de todas formas.

barbara 16 de septiembre de 2010, 22:30  

Hoy he visitado varios blogs y he visto muchas moussakas, y todas buenísimas, me gusta la vuestra por ser más vegetariana y no por ello menos exquisita. saludos.

Gitanilla 16 de septiembre de 2010, 23:21  

Me ha gustado mucho la pinta de esta mousaka. Tan rica que te llama con estas capas manteniéndose a medias y tan sugerente...
También me ha emocionado tu historia del Sr Poli. La verdad es que una misma sabe cómo ser feliz y no irritarse, pero cuando se deja llevar para ser de otra manera no lo consigue sino que se confunde y el resultado es peor.

besitos guapa

Paula 19 de septiembre de 2010, 15:17  

y tú también te llevaste un cesto lleno de esas deliciosas verduras??? que envidia!!!, no me extraña entonces que hagas estas deliciosas moussakas veganas ;)

Salu2, Paula
htp://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net

Quienes somos

Mi foto
La cocina es la manera de ganarse la vida de la mitad del blog. La otra mitad se mueve en el mundo virtual de la comunicaciones. Aquí simplemente buscamos compartir lo que más nos gusta y que vosotros compartáis vuestras opiniones con nosotros. Sin compromisos ni obligaciones. No buscamos ser los mejores, simplemente sencillos y honestos. En la cocina muy pocos pueden llegar a ser 100% originales, pero todos tenemos un toque personal que nos hace únicos.

  © Blogger template Inspiration by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP