Oreja guisada

>> domingo, 1 de noviembre de 2009


Se acabó el glamour de repente. De los creadores de "la casita de la princesa", hoy presentamos "El hombre que mordisqueaba la orejilla" -al cerdito-. Esta receta la conocimos cuando volvíamos de Santander, después del fin de semana donde descubrimos el flan de queso que ya os hemos contado.
De casa a Santander tenemos que pasar por Burgos y en ruta siempre tenemos la costumbre de parar en Lerma. Da gusto darse un paseo por esa plaza, castellana, de piedra y con esos soportales con siglos de historia.
Por nuestra tierra la oreja de cerdo se toma adobada, con ajito y perejil y muy crujiente asada en la plancha. Así que cuando pedimos en Lerma una ración de oreja lo hicimos esperando algo así. Nuestra sorpresa no fue pequeña cuando aparecieron con un guiso como el que os presentamos hoy. No hace falta decir que nos encanto y por eso os lo presentamos:

Ingredientes -para 6 raciones-:

· 4 orejas de cerdo
· 3 chorizos. Mejor ibérico
· Una punta de jamón
· Un trocito de jamón para cachitos
· 2 cebollas
· Medio pimiento verde
· Laurel, clavo de olor y cayena
· Harina
· Pimentón
· Aceite y sal

La higiene es lo más importante. Limpiamos bien la oreja, lavada, pelada y quemados los pelillos que queden sueltos. La cortamos en trozos.

En la olla express ponemos la oreja, los chorizos, la punta de jamón y el jamón magro, la cebolla con los clavos pinchados y el laurel. Cubrimos con agua y ponemos un chorro de aceite, sal y un poco de pimentón.
Cocemos una hora con la olla destapada. y 20 minutos más con la olla cerrada.

Picamos la otra cebolla y el pimiento y lo rehogamos. Cuando este dorado añadimos una cucharada de harina, un poco de pimentón. Rehogamos todo junto.


La fritada anterior la añadimos a la olla y también añadimos la cayena. Damos un hervor más al guiso.


El plato lo preparamos sacando el jamón y los chorizos y los cortamos el trocitos. Un poco de esto y otro poco de lo que hay en la olla nos da un plato como el que veis. No hace falta decir nada del porqué del pan. Es la primera vez, si no recuerdo mal, que lo ponemos en la foto.

32 comentarios:

MªJosé 1 de noviembre de 2009, 19:58  

Hola Pepa que tal como estáIs, el plato tiene muy buena pinta no las habia probado guisadas, solo a la brasa, pero tiene que estar formidable.
bESOSSSS

María José 1 de noviembre de 2009, 20:15  

Tu plato me ha traído recuerdos....Sí, recuerdo a mi madre cómo quemaba los pelillos con la llama del gas. En casa la hemos comido frita. Tu guiso es de los de siempre, de los que me gustan a mí.
Un abrazo,
María José

Cocinica 1 de noviembre de 2009, 23:18  

Pepa me has dado en todo la cresta, me encanta la oreja pero nunca la he comido asi, de ahora en adelante esto va a cambiar,me has dejado entusiasmada.

Besos

Nélida 2 de noviembre de 2009, 1:43  

Pues yo también estoy habituada a comerla a la plancha, pero no te digo que no le hincara el diente a este guisito tuyo. Tiene una pinta!

Miel 2 de noviembre de 2009, 2:04  

Nunca me he atrevido a prepararla yo!!! pero es que viendo la pintaza de éste plato me entran unas ganas de comérmelo!!! es una de esas recetas que son campechanas y poco glamourosas, es verdad, pero son consistentes y riquísimas!!!, de las que apetecen ahora que entra el frío!!! yo nos las he probado a la plancha!!! así que a ver si un día nos ponéis la receta de vuestra tierra también!!! lo agradeceré mucho!!

Besotes

Miel

Marina 2 de noviembre de 2009, 7:33  

"Se acabó el glamour de repente. De los creadores de "la casita de la princesa", hoy presentamos "El hombre que mordisqueaba la orejilla" -al cerdito-".
¡Qué buena la entrada! ¡Cómo me has hecho reir, Pepa!
¡Ya os echábamos de menos! ¿Cómo está la princesita? De la casita ya no debe quedar ni rastro...¡Jejeje!
El plato tiene una pinta, ahora a mi no me digas que es oreja, oreja de Babe, el cerdito valiente...Si no me dices lo que es, la parte, me la como. ¡Qué le vamos hacer si una es así una de infatiloide!
¡Besitos y buena semana! ;)

Begoña 2 de noviembre de 2009, 8:29  

No he comido nunca oreja y no es algo que me apetezca mucho probar, pero viendo este plato, no te digo yo que no me gustaría mojar un poco de pan....qué pinta!!!!
Un saludo, Begoña

La cuina vermella 2 de noviembre de 2009, 9:14  

Pues la orejilla nos encanta, tu guiso nos emociona, y tu prosa es maravillosa. Nos gustas tanto!!! Besos.

Zerogluten 2 de noviembre de 2009, 10:20  

No te voy a engañar, yo la oreja no me la como, pero tengo que reconocer que se ve con buena pinta y a mi padre, que es un fanático del pabellón auditivo le iba a gustar vuestra receta con locura.
Besitos sin gluten.

Bárbara 2 de noviembre de 2009, 11:28  

Sin comentarios.
Quien pillara un bocado.
Besitos

vacapaca 2 de noviembre de 2009, 12:39  

Que plato!! me encantaría probarlo, que rico! yo sólo la probé frita ... pero tiene una pinta divina ... Un beso, Montse.

Carlos Dube 2 de noviembre de 2009, 15:19  

Pues hace muuuucho tiempo que no la como guisada, siempre a la plancha que sabrás que es muy típica de Madrid. Me anoto la receta y te prometo que en cuanto tengamos oreja fresca la haremos. Un saludo.

Kako 2 de noviembre de 2009, 19:04  

En serio se comen las orejas del cerdo?, es que no lo puedo creer. En Chile se comían las manos, pero las orejas es muy divertido. Me encantaría probarlo porque ha der ser cartilaginoso y eso me encanta.
Que buen guiso!

Mar 2 de noviembre de 2009, 20:15  

Lo siento pero esto ni a mi ni en casa nos gusta jejeje es raro que tu hagas algo que no me guste eh?
Un beso guapa ya tengo ganas de conocerte...

El cullerot Festuc 2 de noviembre de 2009, 20:34  

Se puede pasar? la oreja como que no...pero mas que nada por el aspecto...es como los callos...me da repelús...auqneu seguro que si lo probara me encantaría!!!besos,
Eva.

Margarida 2 de noviembre de 2009, 22:16  

Pepa, me tienes que invitar, yo no puedo hacer estos guisos para mi solita y solita tendría que comer :(
Hasta mañana, besitos

cocinadepepe 2 de noviembre de 2009, 22:40  

Hola pepa muy buenas estas orejitas , aquí en mi zona se hacen como tu las hecho pero la verdad a mi no me van nada, es por las ternillas de las orejas por aquí le dan un toque de picante suave y mira la salsa si me gusta mojar el pan, José luis

Pilar - Lechuza 3 de noviembre de 2009, 12:26  

MIra que tengo buen diente, pero con la oreja no puedo, sin embargo el Sr.D. las comería todas juntas!!! Me la copio para sorprenderle un día que se porte bien...
un biquiño

Celes 3 de noviembre de 2009, 18:06  

Hola Pepa!!!! Tendra que perdonarme pero esta receta no me la llevo, jejeje, las orejas no son lo mio...

Bssss

recetasdemama.es 3 de noviembre de 2009, 23:20  

¡¡Hala, un plato ligerito!!, jejeje... tiene una pinta fabulosa.

Besos. Ana

Merchi 4 de noviembre de 2009, 1:00  

Ainsssss pues yo aún las comì el sábado, preparadas de otra manera eso si. Tomo nota de tu receta porque tienen una pinta fabulosa Pepa, me encantan estos platos y acompañados de un pancito rico, vamos....para ponerse morada.

un besito

Merchi

Marta 4 de noviembre de 2009, 11:52  

A mi el guiso me encanta lo que no tengo tan claro es lo de la oreja, será cuestión de animarse.
Besos

MªJose-Dit i Fet 4 de noviembre de 2009, 13:54  

Si es que visto asi todo tan limpito y arregladito me entran unas ganas de lanzarme a preparar el plato...pero luego no se si encontraria quien se lo comiera, que mi famili es de lo mas especial...que pena no poder sentarme a vuestra mesa para degustarlo...besitossss

margot 4 de noviembre de 2009, 18:43  

Que bueno ese plato.
Contundente para invierno.
creo que nunca lo he comido.
Besos
Margot

Su 5 de noviembre de 2009, 20:19  

Pepa, me he hecho mucha gracia que tu mami, sea de Loranca de Tajuña. Aupa esa madre alcarreña!!!

carmenpiva 5 de noviembre de 2009, 21:48  

¡Ay,ay,ay! Seguro que está rica rica pero yo.... lo de la oreja.... no sé no sé....
Un besín

Silvia 5 de noviembre de 2009, 22:22  

No he comido nunca oreja pero no descarto hacerlo aunque me da un poco de repelus. Al ver tu plato se me han quitado todos los contras que tenía contra ella y creo que me he animado a comerlas.

Besos.

nieves 5 de noviembre de 2009, 22:41  

Llego a tu blog de casualidad. No lo conocía y veo que me he perdido un montón de fantásticas recetas.
Mi marido que es leonés, seguro que le daría una gran alegría con este guiso, pues en Castilla se prepara mucho este tipo de platos.
Se ve delicioso, y es un guiso tradicional de los que yo tanto disfruto.
Felicidades por este fantástico blog.

Un abrazo.

*Eva* 6 de noviembre de 2009, 9:05  

nunca he probado la oreja guisada, pero tiene muy buena pinta.
bs!

Vanesuky 7 de noviembre de 2009, 10:53  

Hacía dias que no pasaba a verte!!Yo no soy de orejas, pero muy bien cocinada!

Besinos guapa,

Vanesuky.

Anna 7 de noviembre de 2009, 22:21  

La verdad es que nunca he probado la oreja, perho guisada así con estas verduritas tiene una pinta tremenda.
Saludos!

Loladealmeria 7 de noviembre de 2009, 22:27  

Pepa en Almeria la oreja se guisa asi, con su refrito (con pimiento seco) y todo. Esta muy rica pero nunca la he hecho, pero si me la he comido ajjajja.
y mira que la oreja es todo gelatina poca grasa tiene.
Pepa un plato excelente este que presentas.
¿como anda la princesita???maravillosa imagino.
Bsss desde Almeria

Quienes somos

Mi foto
La cocina es la manera de ganarse la vida de la mitad del blog. La otra mitad se mueve en el mundo virtual de la comunicaciones. Aquí simplemente buscamos compartir lo que más nos gusta y que vosotros compartáis vuestras opiniones con nosotros. Sin compromisos ni obligaciones. No buscamos ser los mejores, simplemente sencillos y honestos. En la cocina muy pocos pueden llegar a ser 100% originales, pero todos tenemos un toque personal que nos hace únicos.

  © Blogger template Inspiration by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP