Pastel de batata

>> domingo, 22 de noviembre de 2009


Hoy hemos aprendido una cosa nueva y nos ha recordado a la merienda-cena. Merienda-cena consiste en cenar pronto o en merendar tarde. Algo así como que tienes ganas de comer algo a deshoras y ya que te pones, pues te preparas un platito con todo lo que te gusta. Ese jamón ibérico y ese queso de Roncal o Idiazabal ahumado, unos tomates corazón de buey con una anchoas de Cantabria, esas tostadas de pan con tomate untado. O algo caliente, como una crema de setas con un poco de jamón o de cualquier otra hortaliza de invierno. O una ensalada templada con escarola y queso gratinado, por ejemplo.

Pues ahora a esto se le llama drunch. ¡Vamos no me jod**!. ¡Que a lo que toda la vida ha sido la merienda-cena lo llamen drunch clama al cielo!. Yo por mi parte no dudo que comercialmente tiene más gancho, pero que no nos engañen, que si me da hambre a deshora y es por la tarde, nosotros haremos merienda-cena.

Por cierto, para acabar, que mejor que un té especiado con un trocito de tarta que traemos hoy. Las zanahorias dan mucho juego en tartas dulces. Desde aquí pido a la cocinera que prepare la suya, con su aceite de oliva y demás. Pero una de las musas del blog, smittenkitchen, ha preparado una con batata. Si, esa que nos ayuda en múltiples platos salados, hoy va de dulce.

Así:


Ingredientes:

· 2 batatas medianas
· 100 gr de mantequilla
· 1/2 cucharada de nuez moscada
· 1/2 cucharada de canela
· 3 huevos
· 1/2 cucharada de sal
· 150 gr. de azúcar
· 2 cucharadas de harina
· 1 taza de leche

Ponemos a hervir la batata. Nosotros al vapor, para que no tome mucha agua. En 15 minutos en la olla rápida la tienes.
Por otro lado mezclamos el azúcar, la sal, la mantequilla, la nuez moscada y la canela.

Con las batatas hervidas hacemos un puré con un tenedor. Las añadimos a la mezcla anterior. Cuando este bien mezclado, añadimos las yemas batidas previamente. Si vemos que queda muy grumoso, un toque de batidora le va perfecto.


Al resultado de lo anterior, incorporamos las claras montadas con movimientos envolventes.


Esta mezcla la vertemos en unas tartaletas previamente horneadas, como las de la tarta de melocotón, por ejemplo. De hecho, la masa es la que nos sobró. Horneamos una media hora, pero lo mejor es pinchar, que a ellas no les duele. Cuando salga la aguja seca están a punto.

El resultado es de una textura suave, dulce y de color anaranjado. Nosotros hemos aprovechado un poco de mascarpone, que endulzado convenientemente, corona este postre como a un rey.


No penséis que saben a alguna tarta que hubieseis probado antes, porque no es verdad. Lo mejor es que las preparéis. Sorprendentes.

32 comentarios:

sara 22 de noviembre de 2009, 20:29  

Vaya pinta! A ésta hora me tomaría un drunch...digo una merienda-cena!!!jajaj
Un beso!

Silvia 22 de noviembre de 2009, 20:50  

¿Drunch? ¿Desde cuando? Merienda-cena de toda la vida, queda mejor.
Deliciosas y super tentadoras. Mañana me hago con las batatas y manos a la masa.

Besos.

Ivana 22 de noviembre de 2009, 21:29  

primera vez que escucho eso de drunch, pero es que tengo tantas cosas que aprender que...
me encanta tu merienda-cena, me apunto al pan con tomatito y un buen aceite y de postre este pastel!!!
o mejor, toda la cena que sea este pastel! ja! ja!
besitos

aandara 22 de noviembre de 2009, 21:29  

Pero que pinta mas buena tiene,con una tartica de esta sno te digo yo que merienda/cena desayuno/almuerzo, acualquier hora del dia me viene bien
Un beso
Amalia

eLrinCondeLaTaTa 22 de noviembre de 2009, 21:43  

HOla Pepa!
te ha quedado muy bien este pastel y tiene muy buena pinta.
Una pregunta: ¿la batata que es la calabaza? esque se me parece pero no lo se jiji.

Un beso.

Dolorss 22 de noviembre de 2009, 22:10  

Ja, ja,... si, es lo que dices..merienda-cena de toda la vida y ahora le llaman druch...ja, ja,..
Que te voy a decir, pues que me apeten un montón que debe de estar para chuparse los deditos despues de terminar, pues seguro que sabe a poco.
besos

Eva 22 de noviembre de 2009, 22:16  

Hola Pepa, que postre tan estupendo, entra por los ojos y con una corona muy digna.
Besitos

Merchi 22 de noviembre de 2009, 22:30  

Un verdadero placer para la vista, solo mirar las fotos ya te alegra el dia jajajaja. Y fijisimo que un doble placer para el paladar más exigente.
!! de sobresaliente !!

besitos pepa ;)

PILAR 22 de noviembre de 2009, 23:30  

Pues yo tampoco conocía el término "drunch", en casa siempre es merienda-cena, aunque estas tartaletas van bien a todas horas. Seguro que el sabor sorprende. La foto con los madroños me encanta!
Besos!

Pilar - Lechuza 23 de noviembre de 2009, 7:44  

Qué bueno!! Precisamente ayer me pedían por mail una receta con batata, les voy a mandar tu dirección del blog para que entren y la vean.
un saludo

Begoña 23 de noviembre de 2009, 8:25  

Lo de la batata a mi no me acaba de convercer, pero viendo esta receta, con tan buena pinta...a lo mejor cambio de opinión...
Un saludo, Begoña

La cuina vermella 23 de noviembre de 2009, 8:52  

jajajaja, me has hecho morir de la risa con lo del drunch (no lo había escuchaddo jamás),sólo conocíamos el brunch.. en fin, es que no somos modernas Pepa!!!!!
Oye tu pastel de batata una ricura para los sentidos!!! Eres genial.

Carlos Dube 23 de noviembre de 2009, 8:59  

¿Drunch? pues no lo habóa oído munca. Había oído el brunch, pero esto. Curioso.

Nosotros siempre merendamos-cenamos y nos encanta, porque llegas a casa con hambre y ya cenas, acostándote por la noche habiendo hecho la digestión.

Tus tartaletas son una delicia. Algún día trabajaremos con la batata, por ahora, no lo hemos nunca y no paramos de ver recetillas hechas con la misma.

Un saludo.

María José 23 de noviembre de 2009, 15:08  

Lo que más me ha gustado es eso de ¡ no me jo*** ,hombre !. Ya era hora que alguien llamara las cosas por su nombre. ¡ Arriba la merienda-cena !Y si es con las opciones que nos porpones...mucho mejor.
De la receta...pues nunca he comido batata pero todo sea ponerse a ello.
Un abrazo,
María José

Laura. 23 de noviembre de 2009, 16:41  

Que delicia!!! me encan este pastel... tiene un aspecto muy tentador.

Besos!

carmenpiva 23 de noviembre de 2009, 19:45  

Una entrada muy agradable de leer, con todas las cosillas que cuentas, y tu merienda-cena, muy rica.
Un besín

Nélida 23 de noviembre de 2009, 20:15  

Mira, pues el pastel de batata, bien, pero toda esa delicia de manjares que describes para la merienda-cena me está haciendo salivar.

¡ah! y para mi siempre merienda-cena. De hecho, en casa se ha utilizado toda la vida el verbo "merendicenar". Es habitual que, a esto de las 19:30 de la noche mi madre diga: ¿Merendicenamos un poco?

besos, guapa

MªJosé 23 de noviembre de 2009, 22:22  

Que buenos las batatas o boniatos, me encantan, tienen un sabor rico, y los pastelitos muy originales y sabrosos.
Besosss

Marymary 24 de noviembre de 2009, 1:11  

Jaja como me he reido con lo d ela merienda-cena, si es que llevas razon, to la vida se le ha dicho asi... jaja
Una pinta genial el pastelito, pa comerselo!!!
Un beso

*Eva* 24 de noviembre de 2009, 8:46  

qué rico! me encantaron las tartaletas de batata (o de boniato como lo conozco yo por aquí).
bs!

Nieves 24 de noviembre de 2009, 10:36  

Hola guapa, a mí también me gustó mucho conocerte y también me gusta mucho tu blog, me he dado una pequeña vuelta por aquí y he visto cosas muy interesantes.

Un beso

ANA 24 de noviembre de 2009, 13:48  

Que pinta Pepa. Me encanta el boniato simplemente asado o cocido con un poco de azúcar y canela pero esta es otra idea genial para prepararlo.
Como siempre te mereces un 10.

Besos!
Ana de: 5 sentidos en la cocina

Margarida 24 de noviembre de 2009, 22:41  

Tu si que sabes... ;)

Mai 25 de noviembre de 2009, 15:39  

Querida amiga, yo como tu, seguiré haciendo la merienda- cena , si es que estoy tambien un poco hartita de los brunch , lunch , coffee break y no es que tenga nada en contra eh , que yo soy de celebrarlo todo, pero esa manía de cambiarle en nombre a todo no me gusta tampoco.
Por cierto, esas gachas...mmmm , en casa de mi abuela se llaman " maimones". riquísimos.
un abrazo

Zerogluten 26 de noviembre de 2009, 10:49  

Receta de plena temporada con un acabado de lujo, tanto en presentación con esos madroños tan navideños, como por el sabor, que estoy segura que debe ser delicioso.
Besitos sin gluten.

Erika 26 de noviembre de 2009, 15:21  

El resumen del evento “Comida de mi pueblo” en el que participaste ya está listo y podés pasar a disfrutarlo. Gracias por tu aporte al HEMC Nº38, entre todos aprendimos un montón de cosas nuevas!
Saludos desde La Ventolera

Mar 27 de noviembre de 2009, 10:25  

Hola bonita! como va ese maquillaje? yo en un par de semanas te mando eso, vale? ya te aviso... bueno y ahora me quedo con esta maravilla de pastel que me encanta y por cierto para mi siempre será merienda-cena, de toda la vida vamos...
No sabes la alegría que me ha dado conocerte en persona, espero que podamos volver a vernos y charlar largo y tendido... en cuanto me devuelvan mi ordenador arreglado mañana pongo la entrada con el curso....
Un beso cariño

Mariscomarisco 27 de noviembre de 2009, 18:43  

un pastel muy rico pepa!! :)

ya sabes qué vas a regalar estas navidades? en MariscoMarisco te proponemos un regalo muy exquisito, talones para regalar una mariscada! :) entérate en nuestro blog de cómo hacerlo!

besitos.

PUSORONENITO 27 de noviembre de 2009, 19:26  

Pues es un producto que no he utilizado nunca, pero visto lo visto, no me va a quedar más remedio que hacerlos.
La pinta, desde luego, es fantástica y si tú los recomiendas, pues manos a la obra.
Besos
Jorge.

El cullerot Festuc 27 de noviembre de 2009, 21:02  

pues no conocía yo eso del drunch...brunch si, pero drunch??? en fin, que yo me apunto a mernedar-cenar a vuestra casa!!! Y este pastel de batata debe estar riquísmo!!!
Besos,
Eva.

MªJose-Dit i Fet 28 de noviembre de 2009, 11:53  

Pues yo tambien me quedo con la merienda-cena de toda la vida...y desde luego estas tartaletas tienen que estar deliciosas!!! besitos

jorge 28 de noviembre de 2009, 13:37  

Un saludo desde poco hecho que vuelve renovado...os seguiré visitando nuevamente!!

Jorge
www.pocohecho.com

Quienes somos

Mi foto
La cocina es la manera de ganarse la vida de la mitad del blog. La otra mitad se mueve en el mundo virtual de la comunicaciones. Aquí simplemente buscamos compartir lo que más nos gusta y que vosotros compartáis vuestras opiniones con nosotros. Sin compromisos ni obligaciones. No buscamos ser los mejores, simplemente sencillos y honestos. En la cocina muy pocos pueden llegar a ser 100% originales, pero todos tenemos un toque personal que nos hace únicos.

  © Blogger template Inspiration by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP