Drunch, abuffeteando al fin de la tarde

>> domingo, 29 de agosto de 2010


Hace tiempo que comentábamos lo que nos parecía el druch. No estamos en contra de que se acerquen tradiciones foráneas, pero teniendo merienda-cena como bandera española en las tardes de verano, nos parece mal aplicar el termino drunch a este ágape que preparamos para la tarde de ayer.

Queremos destacar tres recetas que son las que os vamos a contar hoy:
Berenjenas con queso de cabra, miel y almendra
Sopa fría de pepino
Pimientos rellenos de vieras y gambas

Pero antes os seguimos contando un poco más de la Toscana.


Del sur de la Toscana nos quedaba un par de rutas por comentar realmente preciosas. Las vistas superiores son desde el "caffe poliziano". Personalmente, decir que no es que ofrezca nada especial, pero si os acercáis solo a tomar un café a descansar 10 minutos, podéis disfrutas de unas de las vistas más bonitas de todo el sur. Este local está en Montepulciano, que junto a Pienza y Montalcino hacen un día de vacaciones precioso. Justo debajo tenéis unas vistas de la abadía de Monte Olivetto Magiore. En medio de un bosque de cipreses, un conjunto de edificios de ladrillo, en medio de ninguna parte, simplemente espectacular. Visita obligada.



Sopa de pepino:
Un kilo de pepinos
2 Yogures naturales
1/4 l. de nata
3 cucharadas de vinagre de jerez
1 diente de ajo
Sal y pimienta
Hierbabuena al gusto.

Lavamos bien los pepinos y pelamos solo la mitad de ellos. Trituramos todo excepto la nata y la hierbabuena. La nata la añadiremos al final y volveremos a triturar. Pasamos por un chino, que lo deja más fino :-). Salpimentamos.
La hierbabuena la picaremos muy fina y la pondremos encima, al gusto de cada uno, sobre la sopa muy fría.


Pimientos rellenos de vieras y gambas:
Pimientos del piquillo. De los que pican un poquito
Bechamel, de la de toda la vida
Vieras y gambas

Nosotros tenemos nuestros pimientos de cabecera o estos otros a la piamontesa, pero desde hace tiempo queríamos probar unos rebozados, como los de las barras de los bares de Haro -algún día os contaremos como nos fue...-.

Preparamos la bechamel como siempre, a la que incluímos las gambas y vieras, salpimentadas, picaditas y fritas. Rellenamos el pimiento con la mezcla y lo metemos en el congelador durante un rato, pero sin que llegue a congelar, para que quede bien compacta antes de rebozar y freír. Evitaremos el problema de que se desparrame todo por ahí -ya sabéis-.
El resultado no ha podido ser más satisfactorio.


Berenjenas rebozadas con queso de cabra, almendras y miel:
Tus mejores berenjenas
Leche para remojo
Queso de cabra en rulo
Almendra laminada
Miel
Huevo, pan rallado y sésamo para rebozar

Ponemos en remojo las berenjenas en leche para que pierdan amargor -si lo tienen- y queden más jugosas. Rebozamos las berenjenas por el método habitual con un poco de sésamo añadido. Freímos.
Cubrimos con un poco de queso de cabra, almendra laminada y un chorrito de miel. Espectaculares.

Practiquen la merienda-cena.

20 comentarios:

Zerogluten 29 de agosto de 2010, 18:19  

No sé que me da más envidia cochina, si vuestro pedazo de viaje o vuestro apetitoso drunch.
Si tenemos en cuenta que hoy mismo me he puesto a dieta, creo que me quedo con un poupurrí de esas exquisiteces.
Mil besos sin gluten.

pepa cooks 29 de agosto de 2010, 18:39  

Hola Mª Luisa, cuanto tiempo, espero que estes bien, y que pronto vuelvas, que te echo de menos, un besote bien fuertote de pepa.

PUSORONENITO 29 de agosto de 2010, 19:30  

Del viaje ni comento, por que eso es un privilegio.
De las recetas, me parecen unas elaboraciones sensacionales que tengo que poner en practica, pues a mí también me gustan las medieda-cena que hacemos en España.
Besos
Jorge.

Carlos Dube 29 de agosto de 2010, 19:39  

Pues ya se nos ha quedado lo del 'drunch', es cierto que es algo que practicamos a menudo, pero nunca le habíamos puesto nombre (¿'picoteo' quizás?), estamos con vosotros en que es acertado llamarlo así ;).

Y bueno, tanto la sopa de pepino, como los pimientos y berenjenas exquisitos. Me gusta ese rebozado con sésamo y esa técnica para que no se desparrame el pimiento relleno. La verdad es que es una muy buena idea que nunca hemos puesto en práctica.

Un saludo.

Marymary 30 de agosto de 2010, 0:26  

jajajajaja me alegro de tu viaje y me ha encantado el post! tres recetas de golpe! :)))
Un besazo

Nélida 30 de agosto de 2010, 16:43  

Yo también abogo por el término "merienda-cena". Es más, en mi casa utilizamos el verbo "merendicenar". Sea como fuere, con estas delicias que nos habéis preparado, me apunto.

besos

panqueso 30 de agosto de 2010, 18:28  

qué lindas son las fotos de tu viaje! ojalá puedas subir más! :)

El futuro bloguero 30 de agosto de 2010, 22:02  

Ya te lo puse, me gusta en el Buzz!!!

Es que la merienda-cena ASÍ todo junto es un gusto. Pero ahora con este nombre Drunch, nos gustará aún más.

Tomamos nota de la técnica que has usado con los pimientos, y muy rico todo el surtido.

A la próxima nos apuntamos, eh?

Las Bollis 1 de septiembre de 2010, 23:19  

uy si que recuerdo el drunch y me ha encantada recordar aquellos tiempo en los que estube en la toscana. un besazo

MªJose-Dit i Fet 2 de septiembre de 2010, 14:54  

Ohhh la Toscana es uno de los lugares que tengo pendientes de visitar, y vuestras fotos aun me confirman mas mi cabezoneria...y el brunch, drunch o como se llame espectacular!!! un besito

Fem un mos 3 de septiembre de 2010, 7:55  

La Toscana un viaje maravilloso, nosotros lo hicimos en el mes de Mayo, y nos han quedado muchas ganas de volver.
Tres recetas fantásticas para un druch, aunque yo mejor me quedo con la merienda-cena.
Besos

*Eva* 3 de septiembre de 2010, 9:59  

me puedo apuntar al drunch? qué tentador!

Kako 3 de septiembre de 2010, 20:27  

Gracias por este reporte tan lindo de la Toscana.
Me llevo la receta de las berenjenas, cada dia me gustan más y esa receta debe ser una delicia.
Un abrazo.

Begoña 3 de septiembre de 2010, 22:16  

Cómo me ha gustado vuestra merienda-cena!!!! Y esas berengenas las voy a probar ya, con la cantidad que me han regalado....
Y vuestro viaje me sigue dando envidia.... que bonito....
Un saludo, Begoña

Recetasdemama 5 de septiembre de 2010, 20:21  

Me gusta mas lo de merienda cena... y la tuya es de sobresaliente

Besos. Ana

Silvia 6 de septiembre de 2010, 14:11  

Mejor merienda-cana de toda la vida. Cómo me gustaba hacerla. Ahora mi marido es más de cena y no es lo mismo. Excelentes platos Pepa.

Besos.

Su 8 de septiembre de 2010, 13:53  

Que rico, y que viaje mas delicioso os habeís hecho...
Un besote vecinos

Itzi 9 de septiembre de 2010, 10:49  

Me lo como todo, pordios, deliciosas las berenjenas, los pimentitos... todo. Mira qué horas son y me has hecho babear.
El viaje increible, ¿no?

Muak.

Gitanilla 10 de septiembre de 2010, 9:18  

Pero bueno qué entrada más completa!!! A nada le hago ascos y es que todo esto debe ser un lujazo!! Me ha encantado todo, el viaje, los platos y tú contándolo.

besitos guapa

TROTAMUNDOS 10 de septiembre de 2010, 11:02  

Pero es que no hay nada como una merienda-cena, drunch o como queramos llamarlo, es algo tan usual en mí casa¡¡

Me encantan tus propuestas, las berenjenas son maravillosas y ese rebozado es una delicia.

besotes

Quienes somos

Mi foto
La cocina es la manera de ganarse la vida de la mitad del blog. La otra mitad se mueve en el mundo virtual de la comunicaciones. Aquí simplemente buscamos compartir lo que más nos gusta y que vosotros compartáis vuestras opiniones con nosotros. Sin compromisos ni obligaciones. No buscamos ser los mejores, simplemente sencillos y honestos. En la cocina muy pocos pueden llegar a ser 100% originales, pero todos tenemos un toque personal que nos hace únicos.

  © Blogger template Inspiration by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP